Tronas: cómo elegir la mejor para tu bebé

Haz que tu bebé se sienta cómodamente y que las comidas sean fáciles y divertidas

Comenzar con sólidos es un reto significativo para ti y tu bebé. Además de descubrir nuevos gustos y texturas, este tiempo especial en familia también marca una fase crítica para el desarrollo social. A los bebés les encanta ser parte de la familia cuando les sientas en la mesa. Te mirarán e imitarán mientras comes. Con una trona, les será más fácil llegar a los alimentos con las manos y desarrollar nuevas habilidades. 

Para asegurarte de que tu bebé esté cómodo y seguro a la hora de comer, debes elegir la trona adecuada. Esto es lo que debes tener en cuenta:

  • Busca un arnés resistente: Un arnés de seguridad robusto y cómodo mantendrá a tu bebé seguro mientras come o juega, dándote tranquilidad.
  • Encuentra una trona fácil de limpiar: preferiblemente con una bandeja extraíble. Las primeras cenas pueden ser un auténtico desastre, así que busca diseños fáciles de limpiar con fundas lavables. No lo olvides, cuando tu bebé no esté comiendo, puedes usar la bandeja para dibujar, jugar o hacer un rompecabezas.
  • Siéntalo cómodo y tranquilo: tu bebé disfrutará más comiendo si está cómodo. Busca una trona con un buen respaldo y reposapiés para mantener sus pies apoyados. Un asiento acolchado o cojín es ideal. Con posiciones de reclinado es útil para los bebés más pequeños para que puedan unirse a las comidas familiares incluso antes de que comiencen a destetar. 
  • Escoge una trona que crezca con tu bebé: tu bebé crece rápidamente, pero pasarlo de una sillita para niños a una para adultos puede significar comidas incómodas para los niños pequeños. Ahorra dinero a largo plazo buscando una trona ajustable en altura que pueda adaptarse a cada etapa de tu bebé. De esta manera, puedes estar seguro que siempre estará sentado a la altura correcta.
  • Encuentra una trona que se adapte a tu espacio: Si tienes poco espacio, busca una trona con un plegado compacto para cuando no esté en uso. Elige una trona con materiales de primera calidad para que dure y se vea bien en tu hogar.

Preparar a tu bebé para una trona
Puedes utilizar una trona con una posición reclinable y un cojín para que incluso los bebés más pequeños puedan sentarse contigo en la mesa. Cuando empiezan a sentarse solos, por lo general alrededor de seis- ocho meses de edad, es hora de empezar a pensar en usar una trona para comer y jugar.

Nuestra trona Maxi-Cosi 
Maxi-Cosi Minla es una trona para recién nacidos, bebés y niños pequeños; y taburete para niños mayores, que ha sido inteligentemente diseñada para hacer la hora de comer más fácil.  Puedes elegir entre nueve posiciones de altura para que se ajuste a tu mesa y a la medida de tu hijo. El asiento también se puede quitar y utilizar como alzador para niños mayores o cuando estés fuera de casa. Incluye una bandeja extraíble, es fácil de limpiar y tiene un plegado compacto. Tiene varias posiciones de reclinado y una funda acolchada lavable, para garantizar que las comidas sean lo más cómodas posible. 

Meet the Maxi-Cosi Minla here