La primera noche en casa con tu bebé

Tras salir del hospital, es hora de llevar a tu chiquitín a casa. Es totalmente normal sentirse inquieto o agobiado cuando te preparas para la primera noche en casa con tu bebé. Es como se sienten la mayoría de los padres. 

Sin embargo, recuerda que estás finalmente en casa, donde disfrutaréis de un montón de mimos y tendrás un vínculo nocturno con tu pequeño dormilón. 

Aquí es donde Maxi-Cosi entra en acción. Hemos llevado a más de cincuenta millones de bebés a casa desde el hospital y los hemos transportado por todo el mundo en nuestras sillas de coche y nuestros cochecitos Maxi-Cosi, y ahora damos el siguiente paso en nuestro objetivo de transportar a las familias al future.

Colecho: dulces sueños con tu bebé al lado 

Cuando llega la noche esperas poder dormir el mayor tiempo posible. Pero sin la valiosa ayuda de enfermeras y doctores, probablemente te pasarás la noche echando un vistazo a tu bebé, dándole el pecho y comprobando si tiene todo lo que necesita. 

Aquí es donde nosotros te ayudamos haciéndolo más fácil con nuestra cuna de colecho, para que tu primera noche sea más tranquila. Echa un vistazo a Maxi-Cosi Iora, nuestra elegante cuna de colecho, que garantiza que tu pequeño tenga dulces sueños a tu lado. 

¿Tienes curiosidad por saber las ventajas de tener una cuna de colecho? La lista es muy larga, pero estas son algunas de ellas: 

Facilidad para dar el pecho 

Una de las cosas que te sorprenderá en los primeros días con tu bebé es la frecuencia con la que tiene hambre. Los recién nacidos suelen querer comer cada 2 o 3 horas. Con Iora hacemos fácil la lactancia materna por la noche. 

Gracias a su función de deslizamiento sencillo, ni siquiera tendrás que moverte de la cama. Puedes acercar fácilmente la cuna hacia ti, dar el pecho a tu peque y volver a ponerlo a dormir. 

Más tiempo de sueño 

Con la cuna de colecho tendrás menos problemas de sueño. Tu bebé y tú dormiréis más si lo tienes en la cuna de colecho. Tanto si necesitas dar el pecho, como cambiar el pañal o incluso las sábanas en mitad de la noche, tienes todo lo esencial al alcance de la mano en la gran cesta del modelo Iora. 

Esto significa que no tienes que moverte demasiado y puedes hacer los cambios necesarios fácilmente en minutos, lo que os deja más tiempo para dormir a ti y a tu bebé.  

Reducir los riesgos nocturnos 

La mayor parte de los casos de muerte súbita del lactante se producen por la noche. Pero las últimas investigaciones muestran que dormir en la misma habitación que el bebé reduce el riesgo de muerte súbita del lactante hasta un 50 % [AAP]. 

Los expertos recomiendan utilizar un capazo/cuna de colecho separados a tu lado, no la misma cama o sofá. Dormir cerca de tu peque contribuye a la lactancia y le ayuda a calmarse y sentirse más seguro durante la noche. 

Conexión emocional 

El peque ha estado protegido en tu vientre durante 9 meses y seguro que espera que su lugar sea cómodo y cálido. 

Estar cerca de tu bebé físicamente, mantener el contacto piel con piel y abrazarle le tranquilizará a su llegada a este mundo en el que descubre todo tipo de nuevas sensaciones. 

Y lo que es más importante, te despertarás viendo la bonita sonrisa de tu bebé. Al fin y al cabo, todo está relacionado con la comodidad, dónde quiera que estéis. 

¡Bienvenido a casa, pequeño!