¿Cómo probamos nuestros productos? 

Tenemos el compromiso de hacer que nuestras sillas de coche tengan una seguridad, comodidad y facilidad de uso excepcionales. Logramos este objetivo innovando constantemente para encontrar nuevas soluciones y revisando los productos existentes. Llevar a cabo pruebas de seguridad periódicas y rigurosas es una parte fundamental de nuestro programa de desarrollo continuo. Por eso tenemos nuestras propias instalaciones de prueba de sillas de coche de vanguardia en Francia y en Estados Unidos. Utilizando la última tecnología en estas instalaciones de investigación especializadas, podemos estar seguros de fabricar sillas de coche que ofrecen los niveles más altos de normas de seguridad. 

Uso de pruebas de choque para garantizar la seguridad en cada viaje en coche 

En nuestras ultramodernas instalaciones de pruebas de sillas de coche tenemos todo lo necesario para diseñar, fabricar y probar sillas de coche. Nuestros centros de prueba Maxi-Cosi aúnan las mejores investigaciones, diseños y tecnología del sector para fomentar la innovación de vanguardia de productos de bebés y niños. 

¿Cómo funcionan las pruebas de choque de sillas de coche? 

Utilizando cámaras y maniquís de altura específica con hasta 300 sensores, podemos medir exactamente el nivel de protección que nuestras sillas de coche dan al niño en caso de accidente.  Para asegurarnos de que hemos conseguido los niveles de seguridad óptimos, llevamos a cabo hasta 1000 pruebas de choque durante el desarrollo de una silla de coche. También utilizamos los resultados de las pruebas de choque de sillas de coche para niños para evolucionar y mejorar constantemente para tu tranquilidad. 

¿Por qué utilizamos nuestras propias pruebas de seguridad para sillas de coche? 

Teniendo nuestras propias instalaciones de investigación, podemos llevar a cabo muchas más de las pruebas de choque mínimas exigidas para sacar un producto al mercado. Probamos nuestras sillas de coche desde el principio de la fase de desarrollo y hasta el final de la producción. Y las pruebas no se detienen ahí. Para asegurarnos de que nuestro proceso de fabricación es perfecto, seguimos verificando una silla de cada 5000 realizadas. Esto nos da a nosotros y a nuestros clientes una total confianza en todo lo que hacemos.  

Ver un vídeo sobre nuestro centro de investigación sobre seguridad aquí.

 

Pruebas de sillas de coche independientes 

Nuestro enfoque en el uso de pruebas para demostrar nuestra seguridad significa que sabemos que nuestras sillas de coche están entre las más seguras que se pueden comprar. Pero no debe tenerse en cuenta solo nuestra palabra. Nuestras sillas de coche también se someten a pruebas independientes en ADAC. Este es uno de los centros de pruebas acreditados por Euro NCAP que trabaja junto a Stiftung Warentest, la organización independiente europea líder en pruebas de consumidores.  

ADAC se centra en dos áreas de seguridad al asignar una puntuación:

Seguridad dinámica 

Esta calificación de seguridad de sillas de coche se basa en una prueba de choque de impacto frontal y lateral. Se coloca un maniquí en una silla de coche con sensores avanzados para medir el impacto de las fuerzas en su cuerpo. A continuación, ADAC junto con otros colaboradores calculan la puntuación final en base a estas mediciones. 

Uso sencillo 

Verifica cinco pasos, desde la colocación de la silla de coche en el vehículo al ajuste de los cinturones alrededor del maniquí. La prueba se centra en el riesgo de uso inadecuado e instalación incorrecta de la silla de coche. 

La combinación de estas pruebas proporciona una puntuación que se traslada a una clasificación por estrellas donde 5 estrellas es la mejor clasificación y 0 la peor. 

Nos sentimos orgullosos porque nuestros productos tienen un buen rendimiento en las clasificaciones de pruebas de choque de sillas de coche de Stiftung Warentest para todos los grupos de edad. Más información sobre cómo se clasifican nuestros productos externamente.