¿Cuáles son las organizaciones independientes encargadas de las clasificaciones de seguridad?

La seguridad es el factor más importante a la hora de comprar una silla de coche para un niño. Te tranquilizará saber que tu hijo disfrutará de la mayor seguridad posible cuando viajas con una de nuestras galardonadas sillas de coche.

Por ley, todos los niños que viajan en coche deben usar la silla de tamaño correcto hasta los 12 años o al menos en altura, lo que antes ocurra. Los bebés deben viajar a contramarcha hasta los 15 meses, ya que esta posición proporciona la mejor sujeción para el cuello y la columna en desarrollo del niño. Para que sea aún más sencillo elegir la mejor silla de coche, se han implantado a nivel mundial leyes y directrices normativas para cada grupo de edad.

En Europa se exige a los fabricantes de sillas de coche que cumplan las normas de seguridad UN R44/04 o i-Size (UN R129). Además de los requisitos legales, las sillas de coche se someten a pruebas exhaustivas para garantizar que el niño esté adecuadamente protegido en caso de accidente.

En Maxi-Cosi no solo cumplimos los requisitos legales, sino que los superamos. Nuestras sillas de seguridad para niños se someten a nuestras propias pruebas rigurosas en instalaciones vanguardistas en Europa y América, lo que garantiza que tu hijo cuenta con la mejor protección posible en los viajes.

La velocidad de prueba estándar para impactos frontales es de 30 km/h, aunque realizamos nuestras pruebas a 45 mph y simulamos pruebas adicionales de impacto frontales y laterales a ambos lados. Como resultado, hemos desarrollado una tecnología innovadora para garantizar que los niños estén protegidos en caso de impacto lateral.

¿Qué son la ICRT y la Stiftung Warentest?

Las sillas de coche son sometidas a pruebas independientes y clasificadas cada año por la organización International Consumer Research & Testing (ICRT). Esta organización, líder mundial en la evaluación de productos de consumo, realiza las pruebas de sillas de coche junto con las organizaciones ADAC y Stiftung Warentest. La asociación ADAC es un laboratorio central de pruebas, conocido como uno de los principales verificadores de sillas de coche para niños en Europa, mientras que la asociación alemana de consumidores Stiftung Warentest está apoyada parcialmente con financiación pública para garantizar su independencia y no acepta ningún tipo de publicidad.

¿Cómo se realizan las pruebas de las sillas de coche?

Al igual que nuestras propias pruebas rigurosas, los criterios de la Stiftung Warentest superan los requisitos de la norma de seguridad europea y cubren la seguridad, el uso, la ergonomía y las sustancias perjudiciales.

Seguridad

  • La silla de coche se verifica en impactos frontales y laterales y se puntúa su rendimiento, su estabilidad y su grado de funcionamiento con un cinturón de seguridad.

Uso sencillo

  • Se comprueba el riesgo de uso incorrecto de las sillas de coche y si es fácil o difícil abrochar al niño en el asiento con la hebilla. También se evalúan su facilidad de instalación, su adaptabilidad a lo largo del crecimiento del niño y el manual de instrucciones, así como el tiempo que se tarda en extraer y limpiar la funda de la silla de coche.

Eficacia y comodidad

  • Se comprueba la comodidad y la ergonomía de la silla de coche, con especial atención en el espacio del que dispone el niño, el espacio en el coche, la postura del niño sentado y su comodidad en general.

Sustancias perjudiciales

  • Se comprueba si las sillas de coche tienen sustancias perjudiciales que puedan entrar en contacto con el niño. La Stiftung Warentest analiza de manera independiente el tapizado de la silla para comprobar si contiene sustancias perjudiciales. Si hay problemas evidentes, el resultado general puede verse afectado.

¿Qué significan las puntuaciones?

Las pruebas realizadas en las sillas de coche están diseñadas para ser lo más realistas e independientes que sea posible y se clasifican con una escala que va de mejor puntuación a peor. Se otorga una clasificación de estrellas general de un total de cinco, que puede utilizarse como guía a la hora de elegir la silla de coche más adecuada.